Reseña: “Sputnik, mi amor”, de Haruki Murakami

El pasado domingo 25 de noviembre, se publicó en Libros y Literatura mi reseña de Sputnik, mi amor, de Haruki Murakami. Parece que poco a poco voy recuperando el ritmo de reseñas, que llevaba fuera de juego más tiempo del que me hubiera gustado. Sputnik, mi amor es otro gran relato de Murakami, otro de esos en los que los sucesos inexplicables e injustificados colman la trama confundiendo a los lectores, con la única voluntad de explicar mejor la naturaleza de los protagonistas del relato. Murakami se ha convertido a pulso en un de mis escritores favoritos, algo que me queda cada vez más claro a medida que voy adentrándome en la bibliografía del autor japonés.

«Perdidos en la inmensa metrópoli de Tokio, tres personas se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad; un viaje parecido al del satélite ruso Sputnik, donde la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire, a quien conoció en la universidad. Pero Sumire tiene una única obsesión: ser novelista; además se considera la última rebelde, viste como un muchacho, fuma como un carretero y rechaza toda convención moral. Un buen día, Sumire conoce a Myû en una boda, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y se enamora apasionadamente de ella. Myû contrata a Sumire como secretaria y juntas emprenden un viaje de negocios por Europa que tendrá un enigmático final.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: