Archive for the Uncategorized Category

Una de reseñas, señora.

Posted in Uncategorized on octubre 24, 2012 by squallido

Cuenta la leyenda que hace algunos años yo colgaba por aquí un pequeño resumen y la sinopsis de todos los libros que salían reseñados por mí en Libros y Literatura. Un ejercicio que, a parte dirigir tráfico al blog (al importante, no a este), me gusta por el hecho de ir recopilando y tener bajo el mismo techo todo lo que voy escribiendo con el paso del tiempo. Aunque haya textos de vergüenza ajena.

Todas las reseñas posteriores a diciembre de 2010 no han pasado por aquí, por lo que he decidido hacer una entrada recopilatoria y quitarme el problema de encima de un plumazo. Obviamente, no quedarán tan visibles como si escribiera una entrada por cada una de ellas, pero es un mal menor.

La lista de reseñas es la siguiente:

La joya en la frente, de Michael Moorcock

En costas extrañas, de Tim Powers

Ready Player One, de Ernest Cline

El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss

El caminante, de Natsume Sōseki

La hora del ángel, de Anne Rice

Historias cortas de Naoki Urasawa, de Naoki Urasawa

1Q84, Haruki Murakami

El terror en la literatura, de H. P. Lovecraft

El guardavías, de Charles Dickens

Carbono Alterado, de Richard Morgan

Si tuviera que elegir quedarme con uno de estos libros, supongo que lo haría con En costas extrañas, uno de los mejores relatos de aventuras que he leído desde hace mucho tiempo. Tengo muy pendiente seguir leyendo a Tim Powers. Espero arreglarlo pronto.

Anuncios

La rebelión de las maquinitas: Tetas, ninjas y una heroína espacial

Posted in La rebelión de las maquinitas, Noticias, Uncategorized, Videojuegos on febrero 22, 2010 by squallido

Nunca me he considerado un buen jugador de nada: pierdo la paciencia en los juegos de estrategia, me dan hasta en el carné en los juegos de lucha, tengo un límite en los juegos musicales, me desesperan los plataformas muy difíciles y en los FPS siempre hay alguien que te hace un headshot mientras se rasca un pié; pero, aun así, yo lo sigo intentado.  El caso es que, a raíz del tema que ilustra esta columna, hice un poco de memoria a ver si podía recordar cuáles eran los juegos más difíciles con los que me había encontrado a lo largo de mi dilatada carrera como jugador y recuerdo con mucho cariño tres que, casualmente, son de Game Boy: Ninja Gaiden Shadow, The Legend of  Zelda: Link’s Awakening y, la saga que nos ocupa, Metroid II: Return of Samus. Juegos que me marcaron tanto que aún sigo recordando el lugar en el que me los alquilaba mi madre, lugar que aún sigue en pie y por el que me alegro.

Metroid II: The Return of Samus no es un juego que le haga justicia a la saga ya que muchos de los elementos básicos de otras entregas como el mapa y el avance mediante power-up’s son dejados de lado; pero mantiene ese sabor que hace grande a todos los Metroid: la ambientación. Nos metemos en la piel de Samus Aran, una cazarrecompensas que en numerosas ocasiones es enviada a planetas desoladores en los que no establece ningún tipo de comunicación con otras personas y todo el peso de la trama recae en la secuencia de introducción, el final y algún que otro elemento dentro del propio desarrollo que cambia según el juego del que se hable. Vamos, que la primera impresión que te da jugar a un Metroid es que estás jugando a un juego terriblemente soso en el que nunca va a pasar nada emocionante. Pero ahí es donde está su gran virtud: un planteamiento jugable inmejorable y la sensación de estar completamente solos en un planeta desconocido.

El año pasado, nos sorprendía la noticia de que había un nuevo título de Metroid para Wii en desarrollo: Metroid: Other M, al parecer, será un regreso de la saga a las dos dimensiones después de la genial trilogía Prime de los chicos de Retro Studio. Pero lo asombroso de la noticia no es la vuelta de la saga a las 2D, sino que el juego está siendo desarrollado por Nintendo junto con el Team Ninja de Tecmo, una gente a la que no se le puede echar nada en cara en lo que a jugabilidad se refiere —y si no, ahí están los Ninja Gaiden y los Dead or Alive para dejarlo claro— pero ¿qué pasará con la ambientación? ¿dejará Nintendo en manos de esta gente un legado de más de veinte años?  Me gustaría pensar que no, que Nintendo sabe lo que hace y que, a pesar de que en el Metroid Fusion había muchos más diálogos que en cualquier juego de la saga, la cosa no se seguirá desarrollando por esos derroteros; pero las últimas declaraciones de uno de los creadores de la saga a este respecto no son nada halagüeñas.

No le busquéis amigos a Samus Aran, por favor. Dejadla sola y sin nadie con quien hablar en las ruinas de antiguas civilizaciones desaparecidas.

A %d blogueros les gusta esto: