Reseña: The Carpet People de Terry Pratchett

Se publicaba en vuestro acojoboletín de noticias favorito sobre Terry Pratchett número 92, mi reseña de “The Carpet People”, la primera novela del Maestro escrita allá por los 70 y revisada —y reescrita en parte— allá por los 90…mira que estamos viejos. La novela AÚN no ha sido traducida al español pero teniendo en cuenta la política editorial de TeTimoMas con Pratchett de los últimos años, tiene pinta de que no va a tardar demasiado. O eso me gustaría creer.

A continuación las letras y una foto del Maestro con Colin Smythe —su agente— cuando hasta tenía más pelo, oiga.


“The Carpet People” (todavía sin traducción al español al no haber sido editado en la lengua de Cervantes, pero permítasenos llamarlo “Los habitantes de la Alfombra”) es el segundo libro que sir Terry Pratchett escribe en colaboración con otro autor. Parece que después de publicar “Buenos presagios” en 1990 junto a Neil Gaiman le cogió el gustillo al asunto y, así, en 1992 sacó la novela que nos ocupa, escrita a medias con el famoso autor…Terry Pratchett.

Como él mismo indica en el prólogo a la reedición de la novela en 1992, “The Carpet People” está escrito por dos personas diferentes: un inexperto escritor de diecisiete años y un señor con sombrero de cuarenta y tres que quizá sabe y ha visto demasiadas cosas. Según Pratchett, los cambios en esta reescritura del libro son más que apreciables si uno se ha leído la primera edición de 1972 —que no es mi caso—, por lo que decidió no cederle ningún porcentaje de los royalties a su yo del pasado… a saber en qué se lo iba a gastar.

“The Carpet People”, la de 1992, nos narra la historia de los Munrungs, una tribu de pequeños seres diminutos que viven en una alfombra que podría ser cualquiera de vuestra casa… ¡cuidado dónde pisáis! Sus figuras principales son: Glurk, que se convierte en el jefe de la tribu al morir su padre; Snibril, su hermano pequeño que ha pasado toda su vida a la sombra de las sobresalientes capacidades físicas de Glurk; y Pismire, un chamán un tanto particular, ya que se aleja de la imaginería característica de la profesión basada en plumas y cánticos en plan “unga-unga” y se convierte en el típico personaje humanista de Pratchett: una especie de chamán con una visión demasiado científica del mundo, podríamos decir.

La historia comienza cuando el “Fray” (llámese “la Ventolera”), un fenómeno muy ruidoso y destructor que ocurre de vez en cuando en la Alfombra y contra el que nada pueden hacer sus habitantes, desola el pueblo de los Munrungs y los obliga a marcharse rápidamente de allí, ya que tras dicho fenómeno nunca tardan en aparecer los Mouls, malvadas y negras criaturas que planean hacerse con el control de la Alfombra. En su viaje, los Munrungs descubrirán que no están solos, y tendrán que aprender a convivir con las demás razas de la Alfombra para hacer frente al terrible enemigo que los acecha.

En “The Carpet People” hay un poco de muchos de los temas que Pratchett tratará más adelante en su obra, pero sin profundizar demasiado en ellos. Que estén tratados algo superficialmente no quita que sea también de manera magistral. Hay una crítica a las sociedades monárquicas en los Deftmenes y a los opresores en la figura de los Mouls, que intentan subyugar la Alfombra entera mediante el uso del bronce. Pratchett incluso se atreve con un pequeño cameo de los universos paralelos (se ve que la idea que siempre le ha llamado la atención) a través de la misteriosa figura de la Wight, Culaina.

Las preguntas existenciales de cualquier civilización, como la curiosidad por saber qué hay más allá de la Alfombra, la lucha contra el destino y las ideas deterministas a las que se enfrentan nuestros héroes, e incluso un pequeño cameo de la mitología griega, son elementos que, a pesar de la consideración de novela infantil que ha recibido el libro, demuestran que “The Carpet People” es una novela que admite varias lecturas y es disfrutable por todo tipo de público.

La lectura de “The Carpet People” puede ser relativamente sencilla para una persona con un nivel medio-alto de inglés, pero esperemos que el buen hacer de TeTimoMás con las novelas no mundodisqueras del Maestro permita que ésta  legue al público hispanoparlante en no demasiado tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: