Mis primeros libros del año

Después del torbellino consumista que pasó por nuestras vidas hace escasas semanas, volvemos un poco a la normalidad y para celebrarlo me he comprado dos grandes libros que han salido a la venta este mes: el primero es, por supuesto, una de las dos citas anuales con Terry Pratchett —aunque parece ser que, afortunadamente, empiezan a ser más— Ronda de noche la sexta entrega de la serie de la guardia y, para mucha gente, uno de los mejores libros del Maestro. El segundo forma parte de uno de los mejores descubrimientos que hice el año pasado: la saga del autoestopista galáctico de Douglas Adams que, sin ningunas pretensiones literarias, viene a ser una desternillante sátira de la ciencia ficción. Los libros —son cinco— están siendo reeditados por la editorial Anagrama y este mes ha salido el tercero: La vida, el universo y todo lo demás.

Pongo por aquí las portadas y los textos:

Sam Vimes, de la Guarda Nocturna de Ankh-Morpork, lo tenía todo. Pero ahora una tormenta lo ha enviado de regreso a su tumultoso y violento pasado. Vivir en el pasado resulta duro, aunque morir allí sea increiblemente sencillo. Vimes debe sobrevivir a toda costa, porque tiene trabajo por delante: calzarse unas botas de suelas desgastadas para seguir la pista a un asesino maníaco, enseñar al joven que él mismo fue a ser un buen poli y, sobre todo, cambiar el final de una revolución sangrienta.

Solo hay un problema: si lo hace bien, puede perder a su esposa, al hijo que está por nacer y todo su futuro.


En La vida, el universo y todo lo demás prosiguen las cósmicas y cómicas aventuras iniciadas en la Guía del autoestopista galáctico y El restaurante del fin del mundo, la universalmente aclamada «trilogía en cinco partes», cuyos volúmenes (no nos cansaremos de repetirlo)  pueden leerse de forma independiente, y que tuvo su continuación en Hasta luego, y gracias por el pescado e Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva. En este libro encontramos a intrépidos y conocidos personajes: Arthur Dent, el único humano que sobrevivió a la demolición de la tierra; Marvin, el androide paranoide,  el más depresivo robot de la historia de la literatura, Zaphod Debleebrox, antiguo Presidente de la Galaxia y un tipo muy presentable a quien le ocurre tener dos cabezas. Y así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: