Películas que todo el mundo debería ver: Speed Racer

Maynard
¿Qué podría salir de la mezcla entre l@s herman@s Wachowski (directores de Matrix) y una serie de anime de los años 60? Algo atrevido como mínimo.

Mach Go Go Go! es el nombre de la serie original de Tatsuo Yoshida, pionero del anime que primero escribió la serie en un manga de dos tomos y luego la adaptó para la televisión.

Para ser sincero, desconocía por completo la existencia de esta serie de carreras futuristas hasta que empecé a oír hablar de la película, pero sé de primera mano que más de un padre de familia ha arrastrado a sus hijos a las salas de cine para verla, por lo que parece que tuvo bastante aceptación en su época, hace un buen par de años…y pensar que en mi época lo que se llevaba era Hokuto no Ken y Urotsukidōji, como cambian las cosas.

Si hay algo que destaque de la película es el aspecto visual que se ha conseguido. Desde los primeros segundos nos vemos sumergidos en un mundo de colores imposibles y brillantes. El mundo de Speed Racer parece sacado directamente de un par de viñetas de comic y no sólo los escenarios, los personajes están perfectamente caracterizados y presentados en pantalla para que no desentonen con el mundo en el que viven. Las carreras son un alarde de efectos de luces y de velocidad que conseguirán que nos sorprendamos a nosotros mismos clavando las uñas a la butaca del cine.

El guión puede gustar más o menos pero viniendo de donde viene la serie original, se nota que l@s Wachowski no se han comido demasiado la cabeza pensando demasiado (algo que se agradece teniendo en cuenta el lío que se armaron la última vez que escribieron un guíon…cof) o han preferido ser completamente fieles al espíritu de la serie. Para resumirlo en un par de líneas se podría decir que es el típico argumento de un shōnen, en el que el típico joven protagonista con habilidades especiales o prodigiosas tiene que superar todo tipo de típicas adversidades para cumplir su típico sueño, todo esto aderazado con esa moralina tan anclada en la cultura japonesa que tanto nos gusta basada en el honor y en la superación personal.

Una película muy recomendada para los más jóvenes y para todos aquellos que hemos disfrutado alguna vez con algún manga o anime de este tipo, algo que puede convertirse en un arma de doble filo de cara a llegar a un público adulto más “tradicional”.

No es una película apta para ver en formatos de dudoda calidad de video con sonidos de salas de cine y sombras de gente que se levanta en la sala, dadle una oportunidad decentemente, sea como sea.


Tags en Technorati:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: